Las comisiones por descubierto

 

(editado: Recordad que para cualquier consulta sobre este u otros temas de diversa índole podéis contactar con nosotros a través de la web principal www.nosequehacer.net donde estaremos encantados de ayudaros. )

Hoy vamos a hablar de una práctica muy común entre la gran mayoría  de las entidades bancarias de España (si alguien conoce alguna que no la lleve a cabo que levante la mano). Las comisiones por descubierto, y lo más importante, cómo reclamarlas.

Las comisiones por descubierto son aquellas que se cobran cuando tenemos un saldo negativo en nuestra cuenta corriente. Este descubierto puede suceder por ejemplo, cuando tenemos domiciliado algún recibo y no tenemos suficiente saldo para cubrir el pago. También puede pasar que hayamos hecho algún pago con tarjeta de débito y que cuando se hace efectivo no tengamos suficiente saldo para cubrirlo.

Para que lo entendáis mejor voy a detallaros un caso concreto que he sufrido personalmente.

Yo era titular de una cuenta corriente en el Banco Santander (Queremos ser tu banco JA!) que decidí cancelar por un cambio unilateral en sus condiciones, de lo que ya hablaremos en otro post. Me acerqué por la oficina a liquidar la cuenta y a comprobar que no quedaba ningún pago pendiente porque no quería problemas de ningún tipo, la chica, muy amable me comenta que no hay ningún problema y procede a liquidar la cuenta.

Cuál es mi sorpresa cuando dos meses después recibo una carta por correo ordinario dónde se me indica que hay un descubierto en mi cuenta y que me pase por la oficina a regularizar mi situación. En aquel momento estaba trabajando así que no pude acudir en aquella semana.

Recibo entonces una llamada de un señor muy maleducado que desde el primer momento se mostraba agresivo diciéndome que debía 5.5€ por el descubierto y 70€ (¡setenta!) por “gastos de reclamación del saldo deudor”. Mi sorpresa os la podéis imaginar.

Esto supone una vulneración de la Ley de Crédito al Consumo, que prohíbe el cobro de comisiones de descubierto en cuentas corrientes de personas físicas que excedan en 2.5 veces el interés legal del dinero ( si no estoy equivocado para 2013 es un 4% anual) lo que supone en la práctica que no se podría cobrar más de un 10% anual sobre el importe del descubierto.

Para saltarse esta restricción lo que hacen las entidades bancarias, en evidente fraude de ley, es disfrazar esta comisión con otro nombre, en nuestro caso “gastos de reclamación”. El Banco de España en una circular dice lo siguiente acerca de esta mala práctica bancaria:

“En los expedientes relacionados, las entidades adeudaron a sus clientes la citada comisión sin haber acreditado que hubieran realizado gestiones efectivas de reclamación, o que se cumplieran los requisitos que se indican anteriormente en los criterios generales, para que se estime que la aplicación de esta comisión es conforme con las buenas prácticas bancarias. A este respecto, se considera que resulta, cuanto menos, discutible que el automatismo de envío de cartas (diferido unos días respecto de cada fecha de impago/descubierto) generadas por ordenador comunicando la existencia del impago/descubierto, constituya una verdadera gestión”

Lo que nos viene a decir este párrafo es que si quieren aplicar “gastos de gestión de cobro” estos gastos deben ser justificados, y el envío de una carta ordinaria difícilmente puede justificar 35€ de gastos.

Para mi caso concreto, suponiendo un tipo de interés máximo aplicable del 10% anual sobre un importe de 5.5€ y de 45 días de duración,  la liquidación de dicho descubierto ascendería a:

(45 / 365) * 10% * 5,5€ = 0,067€.

En la misma circular del Banco de España se censura además la escasa proporcionalidad de la comisión en relación con los descubiertos generados. Para mi caso la comisión es de aproximadamente un 1.300% del importe adeudado.

Adicionalmente en la carta enviada por correo ordinario no venían especificados los puntos que se requieren en el art. 20.3 de la Ley de Crédito al Consumo 16/2011 que cito a continuación.

3. En el caso de descubierto tácito importante que se prolongue durante un período superior a un mes, el prestamista informará al consumidor sin demora de los siguientes extremos:

a. del descubierto tácito.

b. Del importe del descubierto tácito.

c. Del tipo deudor.

d. De las posibles penalizaciones, gastos e intereses de demora aplicables.

 

En resumen:

  • Se ha adeudado una comisión por reclamación de posiciones deudoras durante varios meses, sin acreditar haber realizado gestiones efectivas para la recuperación de las cantidades pendientes
  • Una mera carta comunicando el cobro de la reclamación no puede considerarse una reclamación. Para que el banco pueda acreditarlo ha de poder demostrar que dicha reclamación se realizó, mediante por ejemplo, un telegrama, burofax, etc.
  • La carta, además no cumple con los requisitos de información establecidos.
  • Si no se corresponde a un gasto efectivamente realizado, esta comisión será ilegal, ya que elevará el TAE del descubierto por encima del límite legal ( 10% anual )

Todo es muy interesante pero, ¿cómo reclamo si me han hecho lo mismo?

Lo más importante es que tengáis las cosas claras. Los bancos saben que les basta con acobardar al cliente amenazándolo con meterlo en un fichero de morosos para conseguir sus propósitos. Este caso además es especialmente sangrante pues en los contratos que se firman al abrir la cuenta corriente se introduce esta cláusula fraudulenta, lo que hace que llegado el caso, el cliente se ve atrapado, sin saber que él es quien lleva la razón.

Suele ser suficiente con acudir a nuestra sucursal y hablar con el comercial de turno explicándole la situación y dejándole ver que sabemos de lo que hablamos para que éste nos derive al subdirector o director de la oficina, quién tras amenazarnos un poco más, acabará dando su brazo a torcer, puesto que sabe que si se interpone una reclamación se nos dará la razón.

Si por esta vía no se consigue nada debéis interponer una reclamación en el SAC (Servicio Atención al Cliente) de vuestra entidad. Esta reclamación se puede enviar por correo certificado o bien entregarla en la entidad directamente (deben entregaros una fotocopia sellada con la fecha de recepción de vuestra carta).

A continuación os dejo la carta que preparé para reclamar en mi caso si no obtenía la rectificación de las comisiones en mi visita a la sucursal. Cómo es lógico deberéis adaptarla a vuestro caso.

Carta de Reclamación al SAC

Me dirijo a ustedes como titular de la cuenta xxxx, ya cerrada en la sucursal del (nombre entidad) (dirección sucursal), al objeto de reclamar la revocación de las comisiones adeudadas indebidamente y que detallo a continuación:

Gastos de reclamación de saldo deudor, por dos meses, totalizando 70€ (35€ mensuales). Entiendo que dichas comisiones no se corresponden con un servicio efectivamente prestado (norma tercera de la circular 8/1990 del Banco de España) ya que dicho adeudo se pretende cargar sin que mediara reclamación alguna por su entidad, más allá del envío de una carta por correo ordinario que no he recibido hasta el 2 de julio de 2012 y sin que en ella vinieran especificados los puntos requeridos por el art. 20.3 Ley de la Ley de Crédito al Consumo 16/2011 por la cual debe notificarse:

3. En caso de descubierto tácito importante que se prolongue durante un período superior a un mes, el prestamista informará al consumidor sin demora de los siguientes extremos:

  1. Del descubierto tácito.
  2. Del importe del descubierto tácito.
  3. Del tipo deudor.
  4. De las posibles penalizaciones, gastos o intereses de demora aplicables.

Por otro lado, se produce una doble penalización por el mismo hecho, ya que al cobro de un interés de demora con un recargo excepcional precisamente por el hecho de estar la cuenta en descubierto, se suma  el de los mencionados “gastos de reclamación de saldo deudor”. Además, mi cuenta se trata de una cuenta personal, y el cobro de esta comisión, (que no gastos pues no están justificados por ninguna contraprestación o actividad), suponen una elevación del TAE muy por encima de lo establecido en la Ley de Crédito al Consumo de 16/2011 del 24 de Junio, ya que se supera ampliamente el interés de 2,5 veces el legal del dinero.

Además, en el concepto de los “Gastos de reclamación de saldo deudor”, se entiende que el “gasto” de reclamación de posición deudora será exigible por cada posición deudora y reclamada. Con independencia de otros razonamientos al respecto, les agradecería que me hicieran llegar los comprobantes de las acciones realizadas por la sucursal al objeto de reclamar dicha deuda. Aprovecho para recordarles que si dicho gasto no puede ser justificado por su entidad pasaría a considerarse como “comisión”, vulnerando la Ley 7/1995.

En el cobro de esta comisión se produce además una duplicidad de cargos por un mismo hecho, es decir, se cobran dos gastos de reclamación e intereses por descubierto por un mismo concepto. En buena lógica si realmente se hubiera producido la reclamación que han de justificar, se hubieran podido realizar ambas reclamaciones en un mismo telegrama o burofax, al tratarse de la misma entidad que reclama ante el mismo cliente y por idéntico descubierto.
Finalmente, esta comisión puede y debe estar registrada ante el Banco de España, pero eso no significa que esta entidad controle “a priori” su aplicabilidad. En repetidas ocasiones el Banco de España ha dictaminado en contra de la aplicación indebida de comisiones previamente registradas ante el mismo.

Les agradeceré que me contesten en el plazo de 2 meses estipulado por la normativa del Banco de España, ya que de lo contrario me veré obligado a presentar mi reclamación ante dicha entidad, con las molestias que esto conlleva. Comprendo que la cantidad que reclamo no es muy importante pero no duden que, en el caso de que el dictamen del Banco de España me sea favorable, presentaré una demanda ante el Juzgado de 1ª Instancia de XXXX por lo que considero una mala práctica bancaria y un abuso por parte de su entidad.

Un saludo,

Fdo,
DNI:

 

 

 

Share